lunes, 29 de febrero de 2016

El Sutra del Corazón


El noble bodhisattva Avalokiteshvara meditaba en el cauce profundo de la perfección de la sabiduría. 


Miró abajo y vio que los cinco skandhas son vacíos y así se liberó del sufrimiento.

¡Aquí oh Shariputra! la forma es vacío, el vacío es forma; 

la forma no difiere del vacío, el vacío no difiere de la forma; 

lo que sea forma, es vacío; lo que sea vacío es forma. 

Así también son las sensaciones, percepciones, impulsos y la consciencia.

¡Aquí oh Shariputra! todos los fenómenos son vacíos.

No son producidos o aniquilados, ni impuros ni inmaculados, ni incompletos ni enteros.

Así Shariputra, en el vacío no hay forma, ni sensaciones, ni percepciones, ni impulsos, ni consciencia; 

no hay ojo, oído, nariz, lengua, cuerpo ni mente; 

no hay formas, sonidos, olores, sabores, tactos, ni objetos mentales; 

no hay consciencia de los sentidos.

No hay ignorancia ni extinción de ella. Ni hay todo lo que procede de la ignorancia;

ni vejez, ni muerte, ni extinción de la vejez y la muerte.

No hay sufrimiento, ni su causa, ni su cese, ni sendero de liberación.

No hay conocimiento, ni logros, ni falta de ellos.

Así Shariputra, el Bodhisattva, libre del apego, se apoya en la perfección de la sabiduría, y vive sin velos mentales. 

Así se libera del miedo con sus causas y alcanza el Nirvana.

Todos los Budas del pasado, del presente y del futuro se despiertan a la suprema y perfecta iluminación apoyándose en la perfección de la sabiduría.

Conoce que prajñápáramitá es el gran mantra, el mantra de gran sabiduría, 

el mantra más elevado, que jamas ha sido igualado y que extingue todos los sufrimientos.

Escucha la verdad infalible de prajñápáramitá:

gate gate páragate párasamgate bodhi sváhá...".






















_____________________________________________________________________

Sutra del Corazón recitado en Tibetano por los monjes del Monasterio Kopan - https://www.youtube.com/watch?v=T5oeUqkNjoM
_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________
.

domingo, 28 de febrero de 2016

Atención y Despertar, Centro de Gravedad, Creencias, Conciencia Pura y Fe - Omar Paladini


Andar dormido por la vida en realidad es más difícil que hacer el esfuerzo por estar un poco más despierto, y es más saludable esto último..

En hacer el esfuerzo por mantener la atención esta la clave. Es ahí donde se abre el portal para ser más conscientes. Es el primer gran paso.

Las emociones actúan como centro de gravedad interno. Si se desestabilizan, se desestabiliza todo.

No se trata de controlarlas, sino de ir más allá.

Las emociones bi-polares no son muy "serias" ("te amo/te odio", por ejemplo). Hay emociones de otro calibre no bipolares. Si uno toma impulso en ellas, en su gran energía, todo cambia.

Desde la cabeza no se puede manejar lo emocional, y pretender hacerlo solo genera problemas.

Lo emocional es parte de las experiencias que uno va teniendo. Y es desde el registro que cada acto nos va dejando, atendiendo a los registros que vamos teniendo en cada acto lanzado, que podemos seguir en la misma dirección si el registro es positivo, o rectificar el rumbo si el registro es negativo.

Igualmente con la atención no hay problema con los vaivenes...

Es si atiendo a los indicadores de los registros que puedo adherir o rechazar direcciones mentales.

A cada instante del momento presente puedo direccionar (sin forzar) mi mente en una dirección u otra. De una forma intuitiva podríamos decir. No desde el intelecto, sino como una dirección mental más de fondo que se apoya en los registros positivos.

No hay problema si vienen ideas o emociones que reconocemos como negativas. Mientras la atención las capte y ponga distancia con ellas no hay problemas.

Podemos hacerle vacío a lo negativo y apoyarnos en lo positivo.

Y si hay momentos en que lo negativo nos molesta demasiado y no sabemos o no podemos sobreponernos en ese momento, como a las tormentas, hay que ponernos a refugio y dejar que pasen.

Y después seguir con lo nuestro hacia una conciencia más despierta. A cada instante la dirección mental puede cambiar. Es como cuando estamos manejando un auto: tenemos que estar siempre atentos para no accidentarnos.

Y lo que ayer creíamos de nosotros mismos y el mundo, ya hoy nos va dejando de ser útil como herramientas de comprensión. Hay cristales, hay creencias que ya cumplieron su ciclo y su función.

A nuestro alrededor todo cambia, y cada vez más aceleradamente.

Con viejas miradas es difícil comprender lo nuevo.

Inclusive a veces puede ser mejor ser consciente de nuestra incomprensión, que buscar respuestas que no ayudan ni resuelven nada.

Nisargadatta Maharaj habia dicho por ahí que lo unico que uno podía afirmar era "no se".

Socrates (a través de Platon) algo parecido afirmo. Saber que uno no sabe parece ser el principio de la sabiduría.

Uno cree que sabe, y ahí frena el proceso.

El máximo de sabiduría, dicen los maestros, esta en el silencio, en la conciencia pura, en la conciencia vacía.

Claro que esa sabiduría no puede traducirse luego en palabras (signos) ni en imágenes (símbolos). Y cuando lo hacemos degradamos los significados. Para el silencio interno, la más leve brisa es solo ruido.

Más allá del ruido, uno traduce sus experiencias con el afán de comprenderlas, y también de transmitirlas por si les son de utilidad a otros. En eso ponemos nuestra fe.


_____________________________________________________________________

Texto extraído y editado de una charla privada con un amigo a través de Facebook
_____________________________________________________________________
.

martes, 16 de febrero de 2016

Versos de Oro - Pitágoras


Honra, en primer lugar,
y venera a los dioses inmortales,
a cada uno de acuerdo a su rango.
Respeta luego el juramento,
y reverencia a los héroes ilustres,
y también a los genios subterráneos:
cumplirás así lo que las leyes mandan.
Honra luego a tus padres
y a tus parientes de sangre.
Y de los demás, hazte amigo
del que descuella en virtud.

Cede a las palabras gentiles
y no te opongas a los actos provechosos.
No guardes rencor
al amigo por una falta leve.

Estas cosas hazlas
en la medida de tus fuerzas,
pues lo posible se encuentra
junto a lo necesario.

Compenétrate en cumplir
estos preceptos,
pero atente a dominar
ante todo las necesidades
de tu estómago y de tu sueño,
después los arranques
de tus apetitos y de tu ira.


No cometas nunca
una acción vergonzosa,
Ni con nadie, ni a solas:
Por encima de todo,
respétate a ti mismo.

Seguidamente ejércete
en practicar la justicia,
en palabras y en obras,
Aprende a no comportarte
sin razón jamás.

Y sabiendo que morir
es la ley fatal para todos,
que las riquezas,
unas veces te plazca ganarlas
y otras te plazca perderlas.

De los sufrimientos que caben
a los mortales por divino designio,
la parte que a ti corresponde,
sopórtala sin indignación;
pero es legítimo que le busques remedio
en la medida de tus fuerzas;
porque no son tantas las desgracias
que caen sobre los hombres buenos.

Muchas son las voces,
unas indignas, otras nobles,
que vienen a herir el oído:
Que no te turben ni tampoco
te vuelvas para no oírlas.
Cuando oigas una mentira,
sopórtalo con calma.

Pero lo que ahora voy a decirte
es preciso que lo cumplas siempre:
Que nadie, por sus dichos o por sus actos,
te conmueva para que hagas o digas
nada que no sea lo mejor para ti.

Reflexiona antes de obrar
para no cometer tonterías:
Obrar y hablar sin discernimiento
es de pobres gentes.
Tú en cambio siempre harás
lo que no pueda dañarte.

No entres en asuntos que ignoras,
mas aprende lo que es necesario:
tal es la norma de una vida agradable.

Tampoco descuides tu salud,
ten moderación en el comer o el beber,
y en la ejercitación del cuerpo.
Por moderación entiendo
lo que no te haga daño.
Acostúmbrate a una vida sana sin molicie,
y guárdate de lo que pueda atraer la envidia.

No seas disipado en tus gastos
como hacen los que ignoran
lo que es honradez,
pero no por ello
dejes de ser generoso:
nada hay mejor
que la mesura en todas las cosas.

Haz pues lo que no te dañe,
y reflexiona antes de actuar.
Y no dejes que el dulce sueño
se apodere de tus lánguidos ojos
sin antes haber repasado
lo que has hecho en el día:
"¿En qué he fallado? ¿Qué he hecho?
¿Qué deber he dejado de cumplir?"
Comienza del comienzo
y recórrelo todo,
y repróchate los errores
y alégrente los aciertos.

Esto es lo que hay que hacer.
Estas cosas que hay
que empeñarse en practicar,
Estas cosas hay que amar.
Por ellas ingresarás
en la divina senda de la perfección.
¡Por quien trasmitió a nuestro
entendimiento la Tetratkis
la fuente de la perenne naturaleza.

¡Adelante pues!
ponte al trabajo,
no sin antes rogar
a los dioses que lo conduzcan
a la perfección.
Si observares estas cosas
conocerás el orden
que reina entre los dioses inmortales
y los hombres mortales,
en qué se separan las cosas
y en qué se unen.
Y sabrás, como es justo
que la naturaleza es una
y la misma en todas partes,
para que no esperes
lo que no hay que esperar,
ni nada quede oculto a tus ojos.

Conocerás a los hombres,
víctimas de los males
que ellos mismos se imponen,
ciegos a los bienes
que les rodean,
que no oyen ni ven:
son pocos los que saben
librarse de la desgracia.
Tal es el destino
que estorba el espíritu
de los mortales,
como cuentas infantiles
ruedan de un lado a otro,
oprimidos por males innumerables:
porque sin advertirlo
los castiga la Discordia,
su natural y triste compañera,
a la que no hay que provocar,
sino cederle el paso
y huir de ella.

¡Oh padre Zeus!
¡De cuántos males
no librarías a los hombres
si tan sólo les hicieras
ver a qué demonio obedecen!

Pero para ti, ten confianza,
porque de una divina raza
están hechos los seres humanos,
y hay también la sagrada naturaleza
que les muestra
y les descubre todas las cosas.
De todo lo cual,
si tomas lo que te pertenece,
observarás mis mandamientos,
que serán tu remedio,
y librarán tu alma
de tales males.

Abstente en los alimentos como dijimos,
sea para las purificaciones,
sea para la liberación del alma,
juzga y reflexiona
de todas las cosas y de cada una,
alzando alto tu mente,
que es la mejor de tus guías.

Si descuidas tu cuerpo para volar
hasta los libres orbes del éter,
serás un dios inmortal, incorruptible,
ya no sujeto a la muerte.

_____________________________________________________________________

Extraído de: https://es.wikisource.org/wiki/Los_versos_de_oro
_____________________________________________________________________
.

miércoles, 10 de febrero de 2016

El aroma del tiempo (Fragmento) - Byung-Chul Han


Un ensayo filosófico sobre el arte de demorarse

"... "Quien vive el doble de rápido puede disfrutar en la vida del doble de opciones. 
La aceleración de la vida hace que esta se multiplique y se acerque al objetivo de una vida plena.".

Este razonamiento resulta un poco ingenuo. Confunde la consumación con la simple abundancia. 

La vida plena no se puede explicar teoréticamente en función de la cantidad. No es el resultado de la consumación de oportunidades en la vida. 

Tampoco la narración es el resultado automático del simple número o enumeración de los acontecimientos. Esta más bien presenta una síntesis particular que se debe al sentido. 

Una larga enumeración de acontecimientos no genera una tensión en la narración. Una narración muy corta puede, al contrario, desarrollar una gran tensión narrativa. Del mismo modo, una vida breve puede alcanzar el ideal de una vida consumada. 

La tesis de la aceleración no detecta el verdadero problema, que consiste en que la vida actual ha perdido la posibilidad de concluirse con sentido. De ahí proceden el ajetreo y el nerviosismo que caracterizan a la vida actual. 

Se vuelve a empezar una y otra vez, se hace zapping entre las «opciones vitales», porque ya no se es capaz de llegar hasta el final de una posibilidad. Ya no hay historia ni unidad de sentido que colmen la vida.[...] 

A primera vista, este nerviosismo provoca la sensación de que todo se acelera. Pero en realidad no se trata de una verdadera aceleración de la vida. Simplemente, en la vida hay más inquietud, confusión y desorientación. 

Esta dispersión hace que el tiempo ya no despliegue ninguna fuerza ordenadora. De ahí que en la vida no haya momentos decisivos o significativos. El tiempo de vida ya no se estructura en cortes, finales, umbrales ni transiciones. La gente se apresura, más bien, de un presente a otro. Así es como uno envejece sin hacerse mayor...".

_____________________________________________________________________

Extraído de Polémicas e intercambios en Facebook
_____________________________________________________________________
.

domingo, 7 de febrero de 2016

Historias para bien dormir - Carlos Costa


Entrando en estas noches estrelladas, precisas y cálidas.


La penumbra de la media luna corretea por las sendas de tierra y arena. 


No se como vine y aunque lo supiera no podría explicarse el misterio de cada destino. 

Vivo con toda intensidad cada instante de la vida, cada segundo se desgrana y rinde tributo a la tierra y al cielo... tributo a la gratitud. Bálsamo tranquilo rodando por mi piel, por mis venas y tu silencio levanta torbellinos de luces multicolores; solos en la noche acogedora, rebosante, creativa, revolucionaria, sin programas ni enmiendas. 


El mar lame nuestras huellas en la arena, mientras tu corres y te ríes como solo tú sabes hacerlo... la espuma blanca de la olas te acarician los tobillos de princesa de ébano. 


En el espacio en que la prosa es poesía, donde los números son ritmos y los perfiles sintonizan melodías. 


Quiero una vez mas besar tu timidez, besar tu complicidad, besar tu vibración y empaparme de ella, inundando a la humanidad entera. 


Porque el amor no es exclusivo ni se puede guardar en un tarro de conserva.


Carlos Costa

_____________________________________________________________________

Extraído del muro de Carlos Costa en Facebook
_____________________________________________________________________
.