jueves, 31 de mayo de 2012

La Danza del Vacío - Adyashanti


Lo importante es desvestirse y descubrir qué es lo innecesario, lo que nos sobra.

Como árbol en invierno descubrir qué somos sin las hojas, sin las ideas, conceptos, apegos y condicionantes que forman nuestra identidad.

Desnudándonos llegamos a la raíz, hasta el núcleo esencial de nuestro ser.

Cuando regreses al núcleo, a la raíz de tu ser y veas a través de todo lo que crees ser, tus identidades más sagradas podrán caerse.

Cuando descubrimos que podemos arreglárnoslas sin ellas, surge una belleza enorme.

El regalo más hermoso de este invierno es indescriptible mediante palabras, sólo podemos vivirlo.

El invierno te suplica que te dejes llevar y, después, no espera que hagas nada al respecto.

Date la oportunidad de regresar natural y espontáneamente a la raíz de tu existencia.

Regresa a lo indefinible.

Cuando llegas al núcleo que surge cuando te deshaces de todo lo demás, te rompes de forma natural.

Ese núcleo alberga un corazón espiritual.

No sólo descubres el vacío de la mente radiante, sino también el esplendor y la calidez del corazón espiritual.

Cuando descanses de verdad, sentirás la mente radiantemente vacía, no en forma de pensamiento, sino en forma de tu propio vacío radiante, de tu nada y de la nada de los demás.

También experimentarás la plenitud radiante del corazón y te darás cuenta de que el vacío no es un vacío soso, sino que está lleno de corazón.

Cuando se ilumine, verás que también contiene el corazón compasivo.

La calidez de tu corazón espiritual cobrará vida.
.

lunes, 28 de mayo de 2012

Apuntes para una crítica de la razón poética - Mario Trejo


Digamos, por ejemplo:
por un punto dado fuera de la luna
sólo podrá trazarse a dicha luna
una perpendicular y sólo una.

O también: llámase barroco a todo aquel
para quien la distancia menor
entre dos puntos
es la curva.

Proposición:
pasar de la poética de la moral
a la moral poética.

Ejemplo:
de dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo:
de la derecha cuando es diestra
de la izquierda cuando es siniestra.

En resumen:
más vale ser cabeza de león
que cola de ratón.

El mejor modo de esperar es ir
al encuentro.

______________________________________________________________________

Extraído del muro de Rubén Darío Romani Ferreyra en Facebook
______________________________________________________________________
.

viernes, 25 de mayo de 2012

El León Alado, el guardián de nuestro sol interior




"El León alado" en el Palacio de Dario, Susa, S.V a.C. Mesopotamia

El león alado es el poder, el fuego del deseo que nos arrastra hacia el conocimiento.

Ese fuego te permitirá ir hacia tu objetivo.

Pero si tienes la vanidad de considerarte tú mismo como el fuego divino, entonces aparece un tunoso león y te despedaza con sus garras.

Para «tenerlo como un puño» armoniza lo divino y lo humano en el centro de una misma irradiación.

Si sometes la cólera del León, podrás utilizar su potencia en el momento oportuno.

Recuerda al león de rostro de fuego y ojo de llama de los templos antiguos.

Como gárgola ahuyentaba las tempestades, calmaba los desórdenes del cielo.

"Soy el que aleja al malhechor, el que impide el paso al que trasgrede la vía"

Escritura en el zócalo de un león de piedra, en Karnak

El león tiene una mirada que fascina. Nos ayuda a superar las insuficiencias y los obstáculos en la evolución espiritual. Es el guardián de nuestro templo interior.

Su papel consiste en no dejar en nuestra conciencia ningún pensamiento malsano, ningún sentimiento destructor.

Las crines del León son el Sol, su rostro es la luz.

La potencia del León puede ser divina o humana.

Si es divina, es la energía que engendra vida y movimiento.

Si es humana, es la aplicación a todos los niveles de la realeza del espíritu.

Por el fuego del que es depositario, este León trabaja las menores asperezas de nuestra piedra interior.

No tienes nada que temer al León si estás alerta. Él mismo te da ejemplo, pues no duerme jamás. Hermes Trimegisto afirma que el León ha sido dotado de una naturaleza que puede pasar sin dormir, idéntica a la de los dioses.

La palabra León proviene del griego lao "yo veo". La lengua egipcia emplea los mismos signos para expresar «león» y «ver».

Es este estar permanentemente despierto, esta facultad de "ver" que te permite siempre estar atento a la vida.

El León es el que vela, el guardián. Ésta es la razón de por que se colocaban cabezas de leones en las cerraduras de los templos.

Pero el ojo del León no se limita a mirar. Viendo el mundo, lo recrea.

Animando el Sol resucita cada mañana nuestro Sol interior.

Fascina al constructor que no cumple su función, lo devora.

Es él quien autoriza a los iniciados a cruzar la puerta del templo en estado de pureza.

Se dice asimismo que las crías del León nacen con los ojos abiertos, que representan nuestras acciones justas, nuestras obras de luz.

En Egipto, el rey era un León de mirada aterradora que recorría las extensiones desérticas para pacificarlas.

Al preguntarle el sabio al Creador por qué le había llevado a un desierto sin agua, privado de aire, muy oscuro y sin límites visibles, éste le respondió que allí bebería la luz del espíritu en vez de agua y que respiraría la verdad de su conciencia en vez de aire.

Este León posee dos reinos, el del cielo y el de la Tierra. Para ti es la encrucijada de los caminos. Los cuartos delanteros del León lo vinculan al cielo, sus cuartos traseros lo ponen en contacto con la Tierra.

"Conviértete en el principio y fin, en el alfa y omega. 
Así romperás el sello y abrirás el libro.
Leerás el texto de la banderola del León alado"

El mundo sagrado es un círculo, la cola del León es la rectitud interior que permite trazarlo.


Extraído del libro "El iniciado" de Christian Jacq

___________________________________________________________________________________

Extraído de: http://www.lavisiondelcorazon.blogspot.com.ar/
___________________________________________________________________________________
.

Denuncia de La sociedad actual - Arturo Jaque Rojas


Denuncia de La sociedad actual - Arturo Jaque Rojas - Chile - 11 de diciembre de 2008

La sociedad actual, ante los ojos de los vencederos y de aquellos que- parafraseando a Gandalf- tienen su mente destronada, aparece como definitiva e incuestionable, desde todo punto de vista.

Como corolario, la ideología que la sustenta, muestra un carácter racional, lógico, real y natural, de manera que una idea ha sido hipostasiada; es decir, trasformada en un absoluto- de suyo con minúscula-, al servicio de las fuerzas que dominan y señorean este tiempo.

Entonces, no debe extrañar que: cualquier intento por poner en tela de juicio y desmenuzar la arquitectura de esta etapa, y del proceso global que se vive, es denunciado como la desesperación por revivir un cadáver: la otra ideología, o también otros meta relatos, que fueron derrotados y barridos por el arrollador triunfo del neoliberalismo.

Pues bien, para cantar a los cuatro vientos, con toda la pompa y vanagloria inimaginables, se ha erigido el Mercado como el becerro de oro; es decir, aquel ídolo espurio, al cual inmolar las preguntas, dudas, incertidumbres y perplejidades que antaño se ofrendaban a Dios; o servían como teas para iluminar el camino hacia el reino del Espíritu Universal.

Frente a la imposición de los términos de la claudicación del pensamiento, la crítica, la imaginación, la fantasía, el arte, parece lógico que: el ciudadano, ha sido trasformado en un pigmeo; en cuanto a que ha sido mutilado, quedando recudido a la condición de hombre económico como la única válida per se: ha desaparecido el rol de artífice y copartícipe de la ciudad y de la democracia, enriquecido por el devenir de la modernidad y de la postmodernidad- el período contingente, no sólo es de sombras ominosas; sino también, de libertades magníficas-.

Pues bien, legítimamente, cabe formularse la siguiente cuestión: La política, solamente, debe preservar y reproducir el orden establecido, que ha probado su eficiencia y efectividad, al salir campante de la palestra; ni pensar en cambios estructurales, que supongan o comporten alguna referencia o alusión al concepto revolución; basta y sobra con su carácter formal: emitir un sufragio, cada cierta periodicidad, para que determinados operadores, presuntamente nos representen, sin control ni supervisión por parte de la ciudadanía.

Bajo esta lógica, lo que tenemos en Chile, es una suerte de híbrido, consecuencia del maridaje entre el neoliberalismo fundamentalista y el desperfilamiento de un conglomerado que prometía la alegría, pero terminó administrando la obra gruesa de la dictadura.

A la sazón, para adentrarse más y más en el concierto mundial, América Latina, es vista como un barrio con vecinos pobres e indeseables, donde este nuevo rico no sólo se avergüenza de su contigüidad; sino que, además, trata de cambiarse a un sector más exclusivo; a nivel de la conciencia, los paradigmas y las subsecuentes servidumbres políticas, económicas, ideológicas, sociales y culturales.

Para desbrozar el camino a la “integración irreversible a la globalización” nuestros hermanos pertenecientes a las etnias, deben sufrir un proceso de desaparecimiento- tornarlos invisibles-; ya que conforman un lastre penoso que nos recuerda la culpa de los genocidios del Invasor europeo; y, a posteriori, del Estado Chileno.

Aunque estas pinceladas, no pretenden dar cuenta del meollo del asunto, lo que queda es abrochar el tema: La apariencia que impera, de que la totalidad está cerrada; es completa; tiene sentido y significado; donde no caben las contradicciones, las críticas, las disquisiciones molestas, menos las disonancias; y que la utopía, parafraseando a Trotsky, pertenece al basurero de la historia.

_____________________________________________________________________

Extraído del muro de Arturo Jaque Rojas en Facebook
_____________________________________________________________________
.

El Umbral - Joaquín Arduengo



¿Qué será mi propia muerte?
¿Será distinta de la tuya?
¿O ella establecerá sus propias distinciones?
¿Qué paisaje se impondrá por lo vivido?
¿Un paisaje definitivo?
¿Una última síntesis?
¿Una primera y total comprensión?
¿Qué quedará para emprender un nuevo viaje?
¿Despertar del sueño?
¿Sonreiré por la ingenuidad con que asumí la vida?
¿Podré aceptar en paz el umbral poéticamente señalado?

En este reloj de días, de horas, de segundos,
En que se funden los días,
En este crisol de pasiones, de aciertos, de errores,
¿las cenizas volarán para llenar de estrellas el lejano firmamento?
¿podré contemplar a quienes he amado?
¿podré tender mi mano bondadosa cuando la necesiten
para compensar la dureza de cualquier instante erróneo?
¿tendré la posibilidad de venir en un rayo de sol,
depositarme en una hoja,
entrar al corazón cuando la desesperanza anide
y dejar con suavidad una pequeña luz de alegría palpitante?

No me es suficiente perseguir ciegamente una creencia,
Ni escapar a lomos de ella huyendo del temor.
Mejor -me dig -, llegar digno,
establecer ahora mi propia rebelión,
entrar desnudo
Con mirada curiosa, amable,
disponible.
No arrodillarme ante ningún oscuro designio.
Morir con resolución íntima.

Desde aquí puedo mirar la noche,
sentir la brisa helada rozar por un ínfimo instante
el silencio suave de mi existencia.
¡Qué necesidad infinita de perdonar y perdonarme!

En esta ambigua transitoriedad,
quisiera resolver alegremente la paradoja
de desear aquello que rechaza la posesión
y despedirme de esta vida agradecido.

______________________________________________________________________

Extraído del muro de  Marisol Lopez Aguilera en Facebook
______________________________________________________________________
.

jueves, 24 de mayo de 2012

Hijos del león alado - Norma B. Coronel - 24-05-2012

*
Hijos del león alado - Norma B. Coronel

A mi Guía y a mi pueblo




Voy a contar la historia mil veces cantada de héroes y luchadores incansables, de hazañas y fracasos.

Intentos de la vida por abrirse paso.

Esta es la historia del Señor del Sí, semidiós anónimo de una era oscura de quien pocos supieron su verdadero nombre.

También se dice sobre ese pueblo psíquico, aquél que él solo, sí, él tan solo, lograra formar ¿Cuántos se aventuraron en la etapa inicial? Se sabe que no eran sino cinco o seis.

Comenzó en América, continente joven del planeta azul de aquella galaxia alejada del centro de este universo…


Ocurrió que había comenzado el ocaso de la civilización pre-planetaria. Los dioses se habían distanciado del alma humana. El Dios Profano, el dinero, los había reemplazado.

Ese cruel tirano hablaba a los hombres olvidados de sí, a los dormidos, a los de corazón de hielo, alucinándolos con espejismos de abundancia, azuzándolos a saquear y aniquilar a otros semejantes.

Más de tres siglos se sucedieron.

En los últimos tiempos de esa tiranía el caos asolaba campos y ciudades.

Seres ocultando sus rostros en las sombras acallaban con difamación, persecución y muerte a quienes osaran alzar su voz con ideas nuevas. Desesperación, rebeldía y a la vez la esperanza anidaban en las almas de jóvenes humanos. Algunos las armas tomaron para destruir la crueldad reinante. Otros, rechazando a los poderosos tomaban la paz como signo de lucha buscando salida con extrañas sustancias.


Un joven desconocido aún recurrió a su lúcida mente  y noble corazón como el instrumento para Despertar al hombre dormido en su propia ilusión.

En las altas montañas del sur de occidente él decía acerca del deseo y la violencia arraigada en la médula de aquella gente, cubriendo el planeta de sufrimiento.

Señaló el único camino de liberación no falso para superar eso que dentro de cada uno frena la vida impidiendo el vuelo.

Entonces, luego declaró que si Dios había muerto en las religiones renacería alejado de todo poder en el corazón de los humanos, en su templo interior.


Quienes supieron oír a aquel hombre bueno transitaron a través de un arduo sendero ¿Cuántos escollos, y de qué tamaño, habrán debido superar? Encarcelamientos, asesinatos, injurias, atentados. Pero aún así, siempre la esperanza de un mañana humanizado.


¿Qué tarea no habrán tenido que acometer con tesón a ciegas? Allí iban ellos poniéndose a prueba en su rebelión, superando límites no sólo de sus cuerpos sino sobre todo ese de sus mentes; aquello que temían, aquello que los dividía y los aprisionaba condenándolos al sufrimiento cual castigo injusto. En medio de la selva, en cumbres despobladas; sin cejar su empeño puesto en el despertar de sus propias conciencias en pos de un paradigma y el sentido anhelado.


Algunos no lograban avanzar por la escabrosa senda. Se dice que sólo continuaron quienes sin saber escucharon en el silencio de su noche interna el quedo susurro que en ecos de montaña llegaba a todo aquel que a corazón abierto buscaba en su interior la sagrada señal.


Apenas un puñado de esos primeros tomaron sus naves llegando a lugares lejanos; a miles de lenguas, a miles de almas, con el mensaje que cambió sus vidas.

En sutil ligazón se fue entretejiendo ese pueblo mental, extendiéndose en todas direcciones del bello planeta. Desde el norte al sur, del este al oeste, sin frontera alguna y surgieron infinitas formas en impensables campos del quehacer humano para humanizar la Tierra, para el nacimiento de un hombre nuevo.


Como anunciara aquél extraordinario Guía, se avecinaban tiempos aún más oscuros. Deseos egoístas iban aumentando la sórdida violencia ¿En el rincón de qué alma no había sufrimiento?

En medio del despojo de toda humanidad el Señor del Sí entregaba al mundo su sabiduría profunda, la fuerza, la paz, su amor, alegría e infinita bondad.

Una sola frase era el eje que resumía todo: “Trata a los demás como quieres que te traten”. Hubo quienes tomaron esta regla por ser justa medida de la mayor grandeza humana. Otros, por ser ese el acto supremo que enhebraba el hilo de la eternidad.


Llegando el final de sus días allí y en esos tiempos, él decía: “Una tormenta aún mayor asoma ya en el horizonte. Como nunca antes peligra esta especie. Hoy el mundo es uno solo conectado en invisible red.

Lo que pase aquí o más allá se esparcirá en todas partes. Como el Ulises del mito, debemos atarnos al mástil a fin de que el mar embravecido no nos engulla. Haremos lo imposible, redoblando esfuerzos, para dar a quien lo necesite aquello que sabemos hace feliz y libre”.


¡Qué espantosos fueron los tiempos que siguieron! ¡Nadie estaba a salvo sin su centro interno!

Unos y otros violentándose entre sí; intentos de escapar a la locura, enloquecidos. Y aquel pueblo mental inmerso en ese mundo, nunca antes había tambaleado tanto. El ruido ensordecedor del huracán y la furia de sus vientos descontrolados a punto de hacerlo sucumbir. Su temple a prueba.


En esos momentos oscuros, recordaron las palabras de su Guía quien siempre supo llevarlos a buen puerto. “Todo estará bien cuando profundices en ti. Allí nos encontraremos nuevamente, verás que todo estará bien”.

Con esta certeza calmaron su mente y su corazón; en quietud amable el relámpago interno los iluminó ascendiendo cual etérea magia al gran vacío, hogar de significados sagrados, del impulso puro.


Y así fue que cuando aquellos volcaron su mirada sobre lo profundo de sí, en un breve instante, alcanzaron finalmente a ver  eso inasible que fluye, intensa y sutilmente, cual león alado del que hablara el Señor del Sí… y entonces ya nada fue igual.


Más luego las voces de los hijos más jóvenes impregnaron cada corazón humano. La hora había llegado de ese hombre nuevo. Finalmente, portando la milenaria antorcha que les fuera dada, emprendieron vuelo fuera de ese mundo que los vio nacer, comenzando así a poblar ignotos planetas de aquél universo.


Norma B. Coronel - 4 de mayo, 2012 

___________________________________________________________________________________

Extraído del muro de Norma B. Coronel en Facebook
___________________________________________________________________________________
 .

La Fuerza Inmortal - Silo - Experiencia Guiada


Este Ejercicio fue dirigido por Silo a los participantes de los Seminarios de España en 1980

"... Imagino que estoy muriendo...

En ese estado de soledad, en ese inevitable estado de soledad, dejaré este mundo y estos seres queridos y las cosas que amo. Me perderé en el absurdo de la nada para siempre...

Sé que estoy muriendo, y esto es inevitable...

Toda mi vida pasa como un sueño y todo aquello que busqué, y aquello por lo que luché, quedará en el pasado como un sueño...

Sé que estoy muriendo. Pero también sé que hay en mí una fuerza inextinguible y también sé que nada ni nadie puede interrumpir mi paso, y sé que detrás de esa vida hay una puerta abierta hacia el futuro. Sé que en mí hay una fuerza inmortal inconte­nible, hay un futuro luminoso, hay una fe, hay una esperanza, hay un crecimiento...".

Fin del ejercicio

_____________________________________________________________________

Extraído del muro de Jose Maria Costantini en Facebook
_____________________________________________________________________
.

Los pies en el barro - Néstor Elias - 24-05-2012


Los pies en el barro - Néstor Elias


Al momento de escribir estas notas, preludio de un nuevo intento por propiciar la diversidad y el encuentro entre culturas, la comunidad Q'om (toba) está en grave peligro de extinción.

La falta de atención sanitaria, el descuido social de años, la desnutrición, el desempleo y otras tantas carencias están exponiendo al pueblo Q’om al peor de los caminos, el de la desidia y la deshumanización creciente. 

Acabo de llegar nuevamente de la región chaqueña y no puedo correr de mi mente el desinterés que muchos seres humanos de nuestro país ejercen sobre esta raza aborigen, antiguos dueños de la tierra. 


Duele en lo más profundo ver como los q'om son considerados ciudadanos de segunda en su propia tierra, donde casi ningún criollo se atreve a tomar mate con ellos por el simple hecho de considerarlo altamente peligroso para su salud… 

Es bueno recordar que esas enfermedades de las que tanto se cuidan hoy llegaron con la conquista y el apropio, aunque hoy muchas de ellas como la tuberculosis se esparcen entre los aborígenes como el agua corriente que no tienen, como el polvo que invade sus precarios ranchos y sus desmontados montes. 

Sin embargo y aunque no se encuentre clasificada como enfermedad por los estamentos de la salud pública, debo decir que tan grave como la Tuberculosis y el Chagas-Massa, son los famosos “bolsines” que les entregan políticamente para perpetuarlos en la necesidad de la dependencia, el desempleo, y sobre todo para alejarlos de sus antiguas costumbres de proveerse su propio alimento a través de la caza y de la pesca.

La conquista continúa y conlleva muerte en sus entrañas para poder obtener nuevos intereses económicos. 


Alguien me dijo estos días por la zona rural del bermejito que muchos tobas mueren diariamente y quienes tienen responsabilidad en la zona no hacen nada. 

Cuentan en voz baja que hay una “suerte de plan de exterminio” con el fin de apropiarse de las tierras como antiguamente, sólo que ahora no los van a matar sino que los dejan morir en la carencia más extrema que ninguna persona puede resistir. 

Sin embargo, muchos amigos tobas insisten en que nuevamente fracasarán en el intento, porque confunden la actitud bondadosa y pacífica del pueblo Q’om con la ignorancia y la estupidez. 

Los tobas se están preparando con muchos otros hermanos aborígenes y criollos, gringos y paisanos para recuperar su tierra, revalorizando su cosmovisión de la vida e impulsando un nuevo intento de dignidad y respeto por su tradición y sus costumbres ancestrales.

Cada vez que vuelvo de esa región del continente americano de la cual me siento hijo, me parece comprender mejor la necesidad de una búsqueda profunda por lo humano. 


Es claro ver el despojo a través de los años que llega hasta la actualidad ante la mirada indiferente de todos sin que existan más que pequeños atisbos de reacción frente al persistente y silencioso genocidio.



Un mundo donde el valor central no es el ser humano, es un mundo inhumano que carece de toda compasión y posibilidad de igualdad y justicia social. 


Para que éstas existan hay que trabajar en la dirección de humanizar la Tierra, y en esa línea la única posibilidad es el aporte genuino y profundo de todos los actores sociales con la mirada puesta en un mundo de confluencias y convergencias, y no de un mundo uniforme que se vea dirigido desde una única cultura. 

Es desde la diversidad desde donde será posible construir un ámbito humano en el que quepamos todos. Este parece ser un paradigma de futuro posible. 

La comunidad Q'om tiene mucho para aportar en la dirección de Humanizar la Tierra. Escuchémosla. Atendámosla. Incluyámosla en dicha construcción. 

___________________________________________________________________________________

Extraído del muro de Néstor Elias en Facebook
___________________________________________________________________________________
.

¿Qué es una experiencia cumbre? - Andres Schuschny


En varias entradas que realicé en el blog me he referido a la experiencia directa espiritual, la experiencia cumbre o peak o, cómo la llamó Jung, experiencia numinosa.  

Se trata de una experiencia que ha sido percibida por el ser humano desde tiempos inmemoriales y que contínuamente, aunque a veces en forma metafórica o con imaginería es nombrada en la mayoría (sino en todos) los escritos religiosos a lo largo de la historia.

Sin embargo, fue científicamente estudiada y definida de manera sistemática, por vez primera, por el psicólogo humanista Abraham Maslow.

Se trata de una experiencia tan importante y transcendente no sólo para quien tiene el infinito privilegio de tenerla sino para el mundo todo, que intentaré dar una definición basándome en lo realizado por este notable psicólogo.

Estoy convencido de que promover la realización de esta experiencia en la gente, en mi caso mediante su difusión para que cada uno encare un proceso de búsqueda y desarrolle algún tipo de trabajo interior, sea de la escuela que sea, puede ser la llave para que todo en este mundo mejore y podamos cada día más actuar en armonía con nuestras posibilidades humanas sin que por ello actuemos en desmedro del prójimo.

Como decía Krishnamurti, creo fehacientemente que la verdadera revolución en este mundo es revolucionarse y es por eso que tanto hablo de este tipo de experiencias que a continuación trataré de definir y describir.


Abraham Maslow en su libro Religions, Values, and Peak Experiences (1964) definió como experiencia cumbre:

un estado de unidad con características místicas; una experiencia en la que el tiempo tiende a desvanecerse y el sentimiento que sobrecoge hace parecer que todas las necesidades se hallan colmadas”.

Con esta definición quedan descriptos ciertos estados transpersonales y extaticos, caracterizados por la unificación, armonización e interconexión que percibe el experimentador quien se abre a la revelación de lo inefable del ser.

Se trata de toda una categoría de experiencias místicas caracterizadas por la disolución de las fronteras personales y la sensación de ser uno con otras personas, con la naturaleza, con todo el universo y (tal vez) con eso que muchas religiones llaman Dios, sin definirlo debidamente.

En sus escritos, Maslow critica duramente a la posición tradicional de la psiquiatría occidental, la que sostiene que estas experiencias son síntoma de la enfermedad mental.

Maslow demostró sin lugar a dudas que las experiencias cumbre ocurren en personas normales y bien adaptadas. También observó que si se les permite completarse naturalmente es común que resulten en un mejor funcionamiento en el mundo y que conduzcan a lo que él llamó “la autorrealización”: una mayor capacidad para expresar el propio potencial creativo.

El psiquiatra e investigador de la conciencia Walter Pahnke desarrolló una lista de las características básicas de una experiencia cumbre, basándose en el trabajo de Abraham Maslow.

Utilizó el siguiente criterio para describir este estado de la mente:
  • Unidad (interna y externa)
  • Una fuerte emoción positiva
  • La trascendencia a las categorías espacio y tiempo
  • Sentido de lo sagrado (numinosidad)
  • Naturaleza paradójica
  • Objetividad y realidad de las percepciones obtenidas
  • Inefabilidad
  • Efectos posteriores positivos


Más recientemente y luego de estudiar las tradiciones de oriente, con especial énfasis en el budismo, Robert Gimello de la Universidad de Harvard, realizó una clasificación mas exhaustiva de las experiencias místicas.
  • La sensación de Unidad y consecuente disolución o pérdida del “ego”.
  • La pérdida del sentido del tiempo y del espacio.
  • La sensación de contacto con lo Sagrado o lo Numinoso, como aquello con lo que conecta el místico y se presenta como factor esencial persistente en el mundo religioso.
  • La sensación de objetividad y de realidad profunda. El místico fiable no es el psicótico que ha perdido contacto con la realidad. Al contrario, está dotado de un fuerte sentido de lo común que le permite ser testimonio de la realidad más profunda tanto como de la realidad más concreta y aparente.
  • La cualidad noética, o sensación de la intuición de verdades profundas al margen del intelecto discursivo. Es una sensación realista de inmediatez radical que va unida a la experiencia mística. Así ha sido vivida por místicos como Ignacio de Loyola, Bernardo de Claraval, Al-Gazzali, Ovidio, Rumi, Ibn Arabi, etc.
  • La superación del dualismo y de las contradicciones. Va más allá del principio de contradicción y del tercero excluido, llegando a la lógica transcendental de Hegel, o a la comprensión de la Tercera Fuerza de Gurdjieff, o a la coincidentia oppositorum de Nicolás de Cusa.
  • La pérdida del sentido de la causalidad.
  • Inefabilidad.
  • La sensación de profunda paz y alegría. Inmensa felicidad, coherencia y una armonía interna imperturbable. Pero lo que importa sobretodo es la perdurabilidad de un estado de conciencia superior a lo comúnmente vivido.
  • La percepción de Luz o Fuego. Es la experiencia literal de la iluminación. Lo describió Hildergard von Bingen, Teresa de Jesús, Jacob Böhme, Jacopone da Todi, etc.
  • Transitoriedad.
  • Cambio positivo de conducta. Es un criterio fundamental. Todas las grandes huellas de vida religiosa profunda llevan a los sujetos que los experimentan a un mundo interno más rico y una mejora de calidad en el mundo emocional.
Como esta lista y la anterior lo indican, un individuo que vive una experiencia cumbre tiene la sensación de sobreponerse a la fragmentación y división cuerpo/mente, y alcanza un estado de unidad y completud interna total que usualmente resulta muy curativo y benéfico. Trasciende también la distinción normal entre sujeto y objeto, y vive un estado extático de unión con la humanidad, la naturaleza, el cosmos y eso que algunos llaman como Dios. Está asociado a una fuerte alegría, felicidad, serenidad y paz. 

Las personas que experimentan una conciencia mística de este tipo tienen la sensación de dejar la realidad ordinaria, en donde el espacio es tridimensional y el tiempo lineal para entrar en una zona mítica y sin tiempo donde ya no caben esas categorías. En este estado, la eternidad e infinitud pueden experimentarse en segundos del tiempo del reloj.  

Otra cualidad vivencial de la conciencia de la unidad es el sentido de numinosidad, un término que Carl Gustav Jung utilizaba para describir un profundo sentido de lo sagrado y lo santo que está asociado a ciertos procesos profundos de la psiquis.
 
La experiencia de lo numinoso nada tiene que ver con creencias religiosas previas o programas:  

es una percepción directa e inmediata de que se está ante algo que tiene una naturaleza divina y es totalmente diferente de nuestra percepción común del mundo de todos los días, de lo fenoménico.

Las descripciones de estas experiencias están llenas de afirmaciones paradojales que violan las reglas básicas de la lógica.  

Es posible referirse a un estado místico diciendo que es como estar vacío de contenidos pero contenerlo todo. Ya que no presenta nada concreto, nada parece faltar, porque contiene a toda la existencia en potencia.
 
La persona que lo describa hablará de una completa ausencia del ego y dirá que su sentido de identidad estaba tan infinitamente expandido que contenía al universo entero.

Otros podrán decir que se sintieron absolutamente insignificantes, sobrecogidos y humildes por la experiencia, pero guardan la sensación de un logro de dimensiones cósmicas, porque se sienten en cierta forma una nada, se perciben como conmensurables con lo que podría denominarse como Dios (o la totalidad).



Durante una experiencia mística tal vez se sienta que se accede al más alto conocimiento y sabiduría en cuestiones espirituales importantísimas.

Por lo general esto no incluye información sobre el mundo material, aun que ciertos estados místicos han sido ocasionalmente una fuente de información válida que pudo utilizarse prácticamente.

Es más usual tener una comprensión instantánea de la esencia de la existencia descrita por los Upanishads como conocer Eso, el conocimiento que brinda el conocimiento de todo lo demás.

Este conocimiento de la verdadera naturaleza de la existencia se percibe en última instancia como mucho más real e importante que todas las teorías científicas o percepciones y conceptos de la vida cotidiana. La inefabilidad es un rasgo característico de este estado místico.

 

Es en verdad imposible describir a otros la naturaleza de estas experiencias, su profundo significado y su importancia, en especial a quienes nunca las han tenido. Casi todos los que relatan su experiencia mística se lamentan de la total ineficacia de las palabras para contarla.

Quienes han tenido es te tipo de vivencia a menudo dicen que el lenguaje poético, aunque imperfecto, es el mejor vehículo para transmitir estos estados. Los versos in mortales de los grandes poetas trascendentales de Oriente, como Omar Khayyam, Rumi, Kabir, Mirabai, y Kahlil Gibrán, así como Hildegard von Bingen, William Blake, Rainer Maria Rilke y tantos otros así lo atestiguan.

Si se permite que estas experiencias sigan su curso, es probable que ejerzan una influencia profunda y duradera en el bienestar general de la persona, su escala de valores y sus estrategias y estilos de vida. Suelen producir una mejora de la salud emocional y física, una mayor apreciación de la vida y una acritud más amorosa, tolerante y honesta hacia los demás seres humanos. Son capaces de reducir drásticamente la agresividad, la intolerancia, los impulsos irracionales y las ambiciones poco realistas.
 
Hay ciertas situaciones en la vida que son especialmente capaces de producir una experiencia cumbre. En muchos casos, la disolución del ego se da cuando uno se ve sobrepasado por la percepción de algo exquisita mente bello.

Esto suele ocurrir con la naturaleza: al bucear en jardines de coral, navegar en el océano o en una balsa por los rápidos de un río, acampar en el desierto, escalar montañas elevadas, andar en globo o practicar el aladeltismo, por ejemplo. Varios astronautas han tenido experiencias de este tipo durante los vuelos a la luna y al orbitar la tierra.  

Otra fuente importante de experiencias cumbre la constituye el arte inspirado; en este caso, el arrobamiento místico puede ser experimentado tanto por el artista que crea o interpreta, como por el admirador sensible.

Muchas experiencias de conciencia de la unidad han sido inspiradas por el esplendor de monumentos como las pirámides egipcias, los templos hindúes, las catedrales góticas, las mezquitas musulmanas y el Taj Mahal; así como por música, pinturas o esculturas.  

El amor, el romance y el éxtasis erótico también disparan con frecuencia poderosas sensaciones de unidad con el todo. Lo mismo puede suceder cuando uno queda absorbido por la mirada de un bebe.

Quizás resulte asombroso que las experiencias cumbres también se den en entrenamientos rigurosos y encuentros competitivos. Michael Murphy y Rhea White han brindado ejemplos sorprendentes de tales estados en su libro The Phychic Side of Sports. Recuerdo un capítulo de Animatrix donde un corredor se sale de la Matrix (trasciende su ego diría yo) mercer a su extremo esfuerzo.

Considerando que las experiencias cumbres son positivas y están llenas de posibilidades, puede resultar desconcertante que se conviertan en un motivo de crisis espiritual. La razón principal para tales complicaciones es que la cultura occidental en realidad no tiene una comprensión cabal de los estados alterados no ordinarios de conciencia. Como consecuencia, somos incapaces de reconocer el valor de estas experiencias, de aceptarlas y de contener a quienes las viven.  

Por eso es tan importante predicar a favor de semejante apertura.
La actitud que predomina en la psiquiatría tradicional y en el público en general es que cualquier desviación de la percepción y la comprensión común de la realidad es patológica.

Nada más lejos de la verdad. Sin embargo, en estas circunstancias, un occidental promedio que atraviesa un estado místico tenderá a cuestionar su salud mental y a resistir lo que experimenta. Los parientes y amigos probablemente apoyarán tal actitud y sugerirán que se recurra a la ayuda psiquiátrica. Mucha gente en el medio de una experiencia cumbre ha sido enviada a un psiquiatra, que le diagnosticó una patología, interrumpió la experiencia con medicación supresiva y tranquilizantes y le adjudicó el rol de paciente psiquiátrico de por vida. Craso error.

Digamos que tienes una experiencia de la luz interior, cegadora, extática, que hace estallar tu mente.

La experiencia es directa e inmediata, pero entonces sales de ella y quieres contárla a otro, o quizás simplemente quieres contártela a vos mismo.  

La forma en que interpretes esta experiencia determinará como la harás encajar en tu vida, como la compartirás con el mundo y como será tu futura relación con está luz que puede cambiar tu vida de manera total y definitiva.

___________________________________________________________________________________

Extraído de: http://humanismoyconectividad.wordpress.com/2008/08/19/experiencia-cumbre-3/
___________________________________________________________________________________
.

Una técnica de visualización - Osho

*
Una técnica de visualización - Osho

"Mente" significa, en sí misma, proyección, de modo que, a menos que trasciendas la mente, todo aquello que experimentes es una proyección. 

La mente es el mecanismo proyector. 

Si tienes experiencias de visiones luminosas, de dicha, incluso de lo Divino, todo eso son proyecciones.

A menos que alcances una suspensión total de la mente, no estarás más allá de las proyecciones; estarás proyectando. 

Cuando la mente se detiene, solamente entonces has superado el peligro. 

Cuando no hay experiencias, ni visiones, ni nada objetivo, con la consciencia permaneciendo como un puro espejo sin nada que se refleje en ella, solamente entonces has superado el peligro de las proyecciones.

Las proyecciones son de dos tipos. Una clase de proyección te conducirá a más proyecciones. Es una proyección positiva; nunca podrás trascenderla. 

La otra clase de proyección es negativa. Es una proyección, pero te ayuda a trascender las proyecciones.

En meditación empleas la facultad proyectora de la mente como un esfuerzo negativo. Las proyecciones negativas son buenas; es como cuando sacas una espina ayudándote de otra espina o cuando un veneno es neutralizado con otro veneno. 

Pero debes permanecer constantemente consciente de que el peligro subsiste hasta que todo se detiene, incluso esas proyecciones negativas, incluso esas visiones. 

Si estás teniendo una experiencia de algo, no diré que esto sea meditación; diré que es aún contemplación, que es todavía un proceso de pensamiento. 

Por muy sutil que sea, es todavía pensamiento. 

Cuando solamente resta la consciencia sin ningún pensamiento, solamente un cielo abierto, sin nubes, cuando tú no puedes decir, "Yo estoy experimentando esto", solamente se puede afirmar "Yo soy".

La famosa máxima de Descartes, "Cogito, ergo sum"—pienso, luego existo—se convierte en meditación en "Sum ergo sum", "Yo soy, luego soy". 

Esta condición de "Yo soy", precede todo pensamiento; tú eres antes que tu pensamiento. 

El pensamiento aparece luego; tu ser le precede, de forma que el pensamiento no puede interferir el ser. 

Puedes permanecer sin pensar, pero el pensar no puede existir sin ti, por lo tanto no puede convertirse en la base sobre la que demostrar tu existencia.

Las experiencias, las visiones, cualquier cosa que se perciba objetivamente, forma parte del pensamiento.

La meditación significa la total extinción de la mente, del pensar, pero no de la consciencia. 

Si la consciencia también desaparece, no estás en meditación sino en el sueño profundo. 

Esa es la diferencia entre sueño y meditación.


En el sueño profundo también cesa la proyección. No habrá pensar, pero al mismo tiempo, la consciencia también estará ausente. 

En meditación el proyectar desaparece, el pensar desaparece, los pensamientos dejan de existir, igual que ocurre con el sueño profundo, pero la consciencia está allí. 

Tú eres consciente de este fenómeno: de un vacío total a tu alrededor, de la ausencia de objetos a tu alrededor. 

Y cuando no hay objetos para ser conocidos, sentidos y experimentados, por primera vez empiezas a sentirte a ti mismo. 

Esto es una experiencia no objetiva. No es algo que tú experimentes; es algo que tú eres.


Así pues, aunque sientas la divina Existencia, es una proyección. 

Esas son proyecciones negativas. 

Ayudan, ayudan en cierto modo a trascender, pero debes ser consciente de que son todavía proyecciones, si no, no irás más allá de ellas. 

Por eso digo que si tú sientes que encuentras gozo, todavía estás en la mente, porque la dualidad está presente, la dualidad de lo Divino y lo no-Divino, la dualidad de la dicha y la no-dicha. 

Cuando alcanzas realmente lo Supremo, no puedes sentir dicha, porque la no-dicha es imposible; no puedes percibir lo Divino como divino porque lo no-Divino ya no existe.


Recuerda pues esto: "mente" es proyectar, y hagas lo que hagas con la mente será una proyección. 

No puedes hacer nada con la mente. 

La única cosa es encontrar cómo negar la mente, cómo abandonarla por completo, cómo ser consciente sin mente. 

Eso es meditación. Solamente entonces llegas a saber, puedes llegar a saber, eso que no es una proyección.


Todo aquello que conozcas, es proyectado por ti. El objeto es simplemente una pantalla. 

Tú vas proyectando tus ideas, tu mente, sobre ella. 

Cualquier método de meditación empieza con el proyectar, con la proyección negativa, y finaliza con la no-proyección. 

Esa es la naturaleza de todas las técnicas de meditación, porque has de empezar con la mente.


Incluso aunque estés yendo hacia un estado de no-mente, tendrás que empezar con la mente. 

Si yo voy a salir de esta habitación, he de empezar entrando en la habitación; el primer paso debe ser dado dentro de la habitación. Esto crea confusión. 

Si yo simplemente doy vueltas en círculo en la habitación, entonces estoy caminando en la habitación. 

Si voy a salir de la habitación, tengo que caminar de nuevo en la habitación, pero de una forma diferente. 

Mis ojos deben centrarse en la puerta y yo he de viajar en línea recta, no en círculos.


La proyección negativa significa caminar directamente hacia afuera de la mente. Pero primero, has de dar algunos pasos dentro de la mente.

Por ejemplo, cuando digo "luz", tú nunca has visto realmente la luz. Solamente has visto objetos iluminados. 

¿Has visto nunca la luz misma? Nadie la ha visto; nadie puede verla. 

Ves una casa iluminada, una silla iluminada, una persona iluminada, pero no ves la luz misma. 

Incluso cuando ves el sol, no ves la luz. Ves la luz que es reflejada.


No puedes ver la luz. Cuando la luz choca con algo, se refleja. 

Solamente cuando ves el objeto iluminado y debido a que ves el objeto iluminado, dices que existe luz. 

Cuando no ves el objeto iluminado, dices que hay oscuridad.


No puedes ver la luz pura, de modo que en la meditación la empleo como un primer paso, como una proyección negativa. 

Te digo que empieces a percibir la luz sin objetos. 

Descarta los objetos; allí simplemente hay luz. 

Empieza a percibir la luz sin objetos... 

Has de dejar a un lado una cosa: los objetos; y sin el objeto no puedes estar mucho tiempo viendo la luz. 

Antes o después, la luz desaparecerá porque has de estar enfocado sobre algún objeto.


Entonces te digo que sientas la dicha. 

Nunca antes has sentido dicha sin un objeto. 

Todo eso que conoces como felicidad, como dicha, se relaciona con algo.

Nunca has conocido un instante de dicha sin que esté relacionada con algo. 

Puede que ames a alguien y entonces te sientas dichoso, pero ese alguien es el objeto. 

Te sientes feliz cuando escuchas una determinada música, pero entonces esa música es el objeto. 

¿Te has sentido nunca dichoso sin objeto alguno? ¡Nunca! 

Por eso cuando te digo que seas dichoso sin objeto alguno, parece imposible. 

Si tratas de sentirte dichoso sin objeto alguno, antes o después la dicha se detendrá, porque no puede existir por sí misma.
  

Entonces te digo que sientas la presencia Divina. Nunca te digo, "Siente a Dios" porque entonces Dios se convierte en un objeto. ¿Has sentido alguna vez una presencia sin que alguien esté presente? Siempre se refiere a alguien; si alguien está allí, entonces empiezas a sentir su presencia.

Yo descarto por completo a ese alguien. Simplemente te digo: siente la presencia Divina. Es una proyección negativa. No puede continuar durante mucho tiempo porque no tiene una base sobre la que sustentarse. Antes o después desaparecerá. 

Primero descarto los objetos y luego, poco a poco, la proyección misma desaparecerá. 

Esta es la diferencia entre proyección positiva y negativa.


En la proyección positiva, el objeto y el sentimiento que le sigue tienen importancia, mientras que en la proyección negativa el sentimiento es importante y el objeto es sencillamente olvidado como si te estuviera haciendo desaparecer el suelo bajo tus pies. 

La base te ha sido quitada de debajo de ti, de tu interior, de todas partes, y tú te quedas a solas con tu sentimiento. 

Ahora ese sentimiento no puede existir; desaparecerá. 

Si los objetos no están allí, entonces las sensaciones ligadas directamente a esos objetos no podrán continuar durante mucho tiempo. Durante un rato podrás proyectarlos; luego desaparecerán. 

Y cuando desaparecen tú te quedas completamente solo, en completa soledad. 

Ese punto es el punto de la meditación, desde dónde empieza la meditación. Ahora estás fuera de la habitación.


Por eso la meditación tiene un comienzo en la mente, pero esa no es la auténtica meditación. 

Empieza en la mente, para que, desde allí, puedas ir hacia la meditación, y cuando la mente desaparezca y la trasciendas, entonces empezará la verdadera meditación. 

Hemos de empezar con la mente porque estamos en la mente. 

Incluso para trascenderla, hemos de emplearla.

De modo que emplea la mente de forma negativa, nunca de forma positiva, y entonces alcanzarás la meditación.


Si empleas la mente positivamente solamente crearás más y más proyecciones. Así pues, todo eso que es conocido como "pensamiento positivo" es absolutamente anti-meditativo.

El pensamiento negativo es meditativo; la negación es el método para la meditación. 

Continúa negando hasta el punto en que nada quede para ser negado y solamente subsista el que niega; entonces estarás en tu pureza y entonces conocerás "Eso que existe de por sí".

Todo lo que habías conocido antes eran simplemente imaginaciones, sueños, proyecciones mentales.

___________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________
.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Respuesta a un escrito anonimo - Origen: Argentina - Omar Paladini - 23-05-2012

*
Respuesta a un escrito anonimo - Origen: Argentina - Omar Paladini

Este es el escrito anonimo:

"... 1. Querés tener relaciones sexuales? No te preocupes:  preservativos en cualquier hospital.

2. ¿Ya las tuviste? No importa: TAMBIÉN TE REGALA la píldora del día después.

-¿Olvidaste tomarla?. No importa: TE PAGARAN $ 270- desde el 3 mes de embarazo.

-¿Tu hijo nació? No importa: EL GOBIERNO TE PAGARA $270,- de asignación universal.

-¿Estás desempleado? No importa: EL GOBIERNO te pagará por estarlo.

-¿Eres vago? No importa: EL GOBIERNO TE DARÁ un plan social a cambio de tu voto.

* Pero si quieres capacitarte, estudiar, sacrificarte, invertir, arriesgar, romperte el lomo y producir; NO TE ILUSIONES: EL GOBIERNO TE QUITARA LA MITAD PARA FINANCIAR TODO LO ANTERIOR..."

______________________________________________________________________________________

Veamos:

1. "... Querés tener relaciones sexuales? No te preocupes:  preservativos en cualquier hospital.

¿Ya las tuviste? No importa: TAMBIÉN TE REGALA la píldora del día después..."

1.  Respuesta: "... EL GOBIERNO TE REGALA..."  - El gobierno no regala nada. El dinero es de todos los argentinos, no es del gobierno.

2. "... ¿Olvidaste tomarla?. No importa: TE PAGARAN $ 270- desde el 3 mes de embarazo.

 ¿Tu hijo nació? No importa: EL GOBIERNO TE PAGARA $270,- de asignación universal..."

2.  R: Claro, mejor es descontarle el 12% a los jubilados, como hicieron otros gobiernos serios, congelar los aumentos de sueldos, una economía recesiva, y un 20% de desocupación, desocupación que seguro es porque no quieren ir a trabajar, o peor aun, porque no tienen vocación de esclavos. Seguro que son comunistas, dios nos salve.

3.  "... -¿Estás desempleado? No importa: EL GOBIERNO te pagará por estarlo..."

3. R: ¿Que?... ¿Seguro de desempleo? ¡Donde se ha visto!!!... En Europa esto no pasa.

4.  "... ¿Eres vago? No importa: EL GOBIERNO TE DARÁ un plan social a cambio de tu voto..."

4.  R: ¡Que barbaridad!!!....... El dinero que gasto el gobierno para sacar el 54% DE LOS VOTOS en las elecciones pasadas. Esto con Alfonsin, Menem, y de la Rua no pasaba. Sunescandalo!!!.......

5. "... Pero si quieres capacitarte, estudiar, sacrificarte, invertir, arriesgar, romperte el lomo y producir; NO TE ILUSIONES: EL GOBIERNO TE QUITARA LA MITAD PARA FINANCIAR TODO LO ANTERIOR..."

5. Desde el gobierno te agradecen lo que estas diciendo Anónimo, ya que sacarle a quienes están podridos en plata y distribuirla a quienes están más necesitados se llama JUSTICIA SOCIAl.

Omar Paladini - 23-05-2012
.

Eclipse de Dios - Martín Buber - Fragmento


“... Por lo ético en este sentido estricto entendemos el sí y el no que el hombre da a la conducta y acciones que le son posibles, a la radical distinción entre ellas que las afirma o las niega, no de acuerdo a su utilidad o perjuicio para los individuos y la sociedad, sino de acuerdo con su valor o disvalor.

Hallamos lo ético en su pureza sólo allí donde la persona humana se enfrenta con su propia potencialidad, y distingue y decide en tal confrontación, sin preguntar qué es lo bueno y qué es lo malo en ésta, su propia situación.

El criterio mediante el cual se llevan a cabo esta distinción y esta decisión puede ser ya un criterio tradicional, ya un criterio percibido por el individuo mismo, ya un criterio adquirido por revelación.

Lo importante es que surja una y otra vez la llama crítica, iluminando primero, luego quemando y purificando. ES el conocimiento por parte del individuo de lo que él es “en verdad”, de qué está destinado a ser en su única y no repetible existencia creada.

Cuando este conocimiento se halla plenamente presente, puede surgir de él la comparación entre lo que uno realmente es y aquello para lo que uno está destinado. Lo que se encuentra, se confronta con la imagen, no con la llamada imagen ideal, sino con la imagen surgida de ese misterio del ser mismo que llamamos persona.

Así, el genio que lleva su nombre se enfrenta a la plenitud demoníaca de la conducta y de las acciones posibles ofrecidas al individuo en este momento. Podemos llamar a la distinción y decisión nacidas de estas profundidades, con el nombre de acción de la preconciencia...”

______________________________________________________________________________________

Extraído de:  http://omarpal.blogspot.com.ar/2009/07/el-acto-etico-y-el-acto-moral-nestor.html
______________________________________________________________________________________
.

martes, 22 de mayo de 2012

Yogi Bhajan - Citas


"... Deberías hacerte tan feliz que por el solo hecho de mirarte, otros se volviesen felices...".

"... Se tú mismo y así nunca tendrás que abrir un libro...".

"... La sabiduría se convierte en conocimiento cuando pasa a formar parte de tu propia experiencia...".

"... Serás muy poderoso, siempre que sepas cuán poderoso eres...".

"... No es la vida lo que importa, es el coraje que tú le das a ella...".

"... Si no vas a decir algo bueno del otro, mejor no digas nada...".

"... Olvida tus problemas personales y resuelve los problemas de los demás...".

"... Puedes cruzar montañas, océanos, superar tragedias, dificultades, responsabilidades, con solamente una cosa: Confianza en ti mismo...".

 "... La actitud de gratitud es la experiencia viviente más elevada de la vida humana..."

"... Levántate entonando, cantando y sonriendo. / Revive fuerte desde el centro del corazón. / Concéntrate en el centro del corazón. / Ábrete. Crea la frecuencia de la alegría...".

 "... Tú sabes que sin dar, no puedes tomar nada./ Tú sabes que si no hechas raíces profundas, nunca florecerás...".

"... En el momento en que sientas que eres parte del infinito y que el Infinito es parte de ti, tus limitaciones cesarán y la felicidad fluirá...".

"... Con la persona más corrupta, tu puedes ser honesto;

con la persona más enfadada, tu puedes ser agradable;

y con la persona más ofensiva, tu puedes ser gentil.

Si el balance de tu personalidad y tu sensibilidad pueden permanecer bajo tu control y tu proyección,

entonces tu has aprendido el arte de vivir...".



____________________________________________________________________

____________________________________________________________________

Para ir o volver a 'Notas Sueltas" 
.

lunes, 21 de mayo de 2012

Edmund Burke - Citas


"Agradar cuando se recaudan impuestos y ser sabio cuando se ama son virtudes que no han sido concedidas a los hombres."

"Alguien dijo que un rey puede hacer un noble, pero no puede hacer un caballero."

"Bien sabido es que la ambición tanto puede volar como arrastrarse."

"Creen muchos que la moderación es una especie de traición."

"El camino del espíritu humano es lento."

"El dinero es el sustituto técnico de Dios."

"El favoritismo nos grava más pesadamente que muchos millones de deuda."

"El gran educador: el tiempo."

"El mayor error lo comete quien no hace nada porque sólo podría hacer un poco."

"El miedo es el más ignorante, el más injurioso y el más cruel de los consejeros."

"El pueblo nunca renuncia a sus libertades si no es por el engaño de una ilusión."

"El que lucha contra nosotros nos refuerza los nervios y perfecciona nuestra habilidad."

"En una democracia, la mayoría de los ciudadanos es capaz de ejercer la más cruel represión contra la minoría."

"Feliz aquel que fue joven en su juventud, feliz aquel que supo madurar a tiempo."

"Hay un límite en el que la tolerancia deja de ser una virtud."

"La ciencia se corrompe con facilidad si dejamos que se estanque."

"La costumbre es el alma de los estados."

"La ley es la seguridad del pueblo, la seguridad de cada uno de los gobernados y la seguridad de cada uno de los gobernantes."

"La libertad abstracta, al igual que otras simples abstracciones, no puede ser encontrada."

"La libertad sin virtud ni sabiduría es el mayor de todos los males."

"¡La prensa, el cuarto poder…!

"La sociedad humana constituye una asociación de las ciencias, las artes, las virtudes y las perfecciones. Como los fines de la misma no pueden ser alcanzados en muchas generaciones, en esta asociación participan no sólo los vivos, sino también los que han muerto y los que están por nacer."

"La superstición es la religión de las mentes débiles."

"La tiranía de una multitud es una tiranía multiplicada."

"Las gentes que nunca se preocupan por sus antepasados jamás mirarán hacia la posteridad."

"Las leyes, como las casas, se apoyan unas en otras."

"Las leyes del comercio son las leyes de la Naturaleza y, por consiguiente, la leyes de Dios."

"Las palabras de un poeta son ya actos."

"Lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada".

"Los abusos son como los viejos caducos: llega un tiempo en que dejan de infundir respeto."

"Los hombres que se arruinan lo hacen siempre por el lado de sus inclinaciones naturales."

"Ningún grupo puede actuar con eficacia si falta el concierto; ningún grupo puede actuar en concierto si falta la confianza; ningún grupo puede actuar con confianza si no se halla ligado por opiniones comunes, afectos comunes, intereses comunes."

"Ninguna obra de arte puede ser grande sino en la medida en que engaña; ser otra cosa sólo es prerrogativa de la naturaleza."

"Nunca desesperes. Pero si a ello llegas, sigue trabajando a pesar de la desesperación."

"Nunca puedes planear el futuro a través del pasado."

"Para que el mal triunfe basta con que los hombres de bien se queden cruzados de brazos."

"¡Qué sombras somos, y qué sombras perseguimos!"

"Quien lucha contra nosotros, fortalece nuestros nervios y agudiza nuestra habilidad. Nuestro antagonista es nuestro ayudante."

"Toda clase de gobiernos está basada sobre compromisos y pactos."

___________________________________________________________________________________

Extraído de:  http://es.wikiquote.org/wiki/Edmund_Burke
___________________________________________________________________________________
.

Imagen de sí - 21-05-2012

*
Imagen de sí

"... Está formada por el conjunto de representaciones que la persona tiene de ella misma.

Tiene tal físico, se reconoce tales cualidades y tales capacidades.

Se desenvuelve en tal clase social y actúa una cierta cantidad de roles (social, familiar, conyugal, etc.).

Una vez estructurada, la imagen de sí es un patrón central que hace que la persona pueda ubicarse con respecto a los demás, controlar sus estados internos y las excitaciones de afuera...".

Tourette-Turgis C. (1996). La rétinite à CMV - Guide de counseling. Paris, Comment Dire (p. 55) [traducción del francés al español realizada por Mariano Munoz]

___________________________________________________________________________________

Extraído de:  http://www.counselingvih.org/es/definition/pop/image_soi.htm
___________________________________________________________________________________
.

sábado, 19 de mayo de 2012

El negro - Rosa Montero - 19-05-2012

*
El negro -  Rosa Montero

Estamos en el comedor estudiantil de una universidad alemana.

Una alumna rubia e inequívocamente germana adquiere su bandeja con el menú en el mostrador del autoservicio y luego se sienta en una mesa.
Entonces advierte que ha olvidado los cubiertos y vuelve a levantarse para cogerlos. Al regresar, descubre con estupor que un chico negro, probablemente subsahariano por su aspecto, se ha sentado en su lugar y está comiendo de su bandeja.

De entrada, la muchacha se siente desconcertada y agredida; pero
enseguida corrige su pensamiento y supone que el africano no está
acostumbrado al sentido de la propiedad privada y de la intimidad del europeo, o incluso que quizá no disponga de dinero suficiente para pagarse la comida, aun siendo ésta barata para el elevado estándar de vida de nuestros ricos países. De modo que la chica decide sentarse frente al tipo y sonreírle amistosamente. A lo cual el africano contesta con otra blanca sonrisa.

A continuación, la alemana comienza a comer de la bandeja intentando aparentar la mayor normalidad y compartiéndola con exquisita generosidad y cortesía con el chico negro. Y así, él se toma la ensalada, ella apura la sopa, ambos pinchan paritariamente del mismo plato de estofado hasta acabarlo y uno da cuenta del yogur y la otra de la pieza de fruta.
Todo ello trufado de múltiples sonrisas educadas, tímidas por parte
del muchacho, suavemente alentadoras y comprensivas por parte de ella.

Acabado el almuerzo, la alemana se levanta en busca de un café. Y
entonces descubre, en la mesa vecina detrás de ella, su propio abrigo colocado sobre el respaldo de una silla y una bandeja de comida intacta.

Dedico esta historia deliciosa, que además es auténtica, a todos
aquellos españoles que, en el fondo, recelan de los inmigrantes y les consideran individuos inferiores. A todas esas personas que, aun bienintencionadas, les observan con condescendencia y paternalismo.

 Será mejor que nos libremos de los prejuicios o corremos el riesgo de hacer el mismo ridículo que la pobre alemana, que creía ser el colmo de la civilización mientras el africano, él sí inmensamente educado, la dejaba comer de su bandeja y tal vez pensaba: "Pero qué chiflados están los europeos".

___________________________________________________________________________________

Extraído del muro de  Sonia Carosella en Facebook
___________________________________________________________________________________
.